Analizando herramientas de laboratorio: el triángulo de porcelana.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Hay un tipo de herramientas que son sumamente importantes: las herramientas de laboratorio, que ayudan a realizar los distintos trabajos de laboratorio. Debido a su gran importancia, nos ha parecido interesante analizar muchas de estas herramientas. Por ello, en esta ocasión, hablaremos sobre el triángulo de porcelana. Hemos distinguido por partes, planteándonos y respondiendo varias preguntas sobre este objeto.

¿QUÉ ES UN TRIÁNGULO DE PORCELANA?

Lo primero que hay que saber es de qué se trata esta herramienta. Un triángulo de porcelana es un instrumento de laboratorio que interviene en los procesos de calentamiento y que, además, es un soporte de seguridad para los otros instrumentos que contienen sustancias que también van a calentarse.

¿PARA QUÉ SE USA?

Se utiliza principalmente para sujetar los elementos que se calienta en un quemador Bunsen u otra fuente similar, aunque también puede tener otros usos. Por ejemplo, se utiliza también como soporte de otros materiales de laboratorio o para distribuir equitativamente el calor.

Esta herramienta de laboratorio se utiliza, por ejemplo, para fundir oro o para realizar un análisis de las cenizas, algo habitual en química. 

CARACTERÍSTICAS DE UN TRIÁNGULO DE PORCELANA.

  • Es un triángulo equilátero.
  • Los tubos que conectan los lados del triángulo están hechos de un material refractario
  • Su forma es muy manejable y, además, no tiene un gran tamaño.
  • Existen diferentes tipos de triángulos de porcelana, según su base. Distinguimos entre triángulos con base de níquel, con base de hierro, con base de alambre o con base de nicromo (mezcla entre níquel y cromo).

¿CÓMO SE UTILIZA ESTA HERRAMIENTA? 

  1. Apoyar el triángulo sobre una argolla metálica sujeta al soporte universal.
  2. Colocar el mechero debajo, a la distancia adecuada.
  3. Verificar que el crisol, vaso de precipitado o matraz se ajusta adecuadamente al triángulo.
  4. Encender el mechero, siempre siguiendo las medidas de seguridad correspondientes.

En el caso de realizar un análisis de cenizas, es importante precalentar el crisol para eliminar la humedad, ya que no hacerlo puede dar lugar a resultados erróneos.

¿QUÉ TENER EN CUENTA AL TRABAJAR CON UN TRIÁNGULO DE PORCELANA?

Aunque ya lo hemos comentado antes, es necesario seguir los protocolos de seguridad. También, hay que realizar las comprobaciones necesarias, es decir, asegurarnos de que el tamaño del triángulo es el adecuado según el recipiente que utilicemos y de que no corremos el riesgo de que se caiga. Es recomendable que el recipiente tenga un tamaño ligeramente inferior al de este instrumento. Por último, es importante que los tubos no entren en contacto directo con el aro. 

Como has podido observar, el triángulo de porcelana es un instrumento bastante sencillo, pero, para utilizarlo, debemos de tomar las precauciones necesarias. Aunque actualmente se ha reducido su uso debido a que los laboratorios más modernos emplean placas eléctricas en vez de quemadores Bunsen, sigue siendo un instrumento bastante empleado para múltiples procesos.

Redacción

Redacción

Nuestro equipo de redacción está compuesto por profesionales expertos en la materia.

Comentemos amistosamente

Sobre nosotros

Nos gusta hablar sobre herramientas, decoración, bricolaje y todo lo relacionado con la construcción y el sector inmobiliario.

Recent Posts

Apúntate a nuestra Newsletter

Te prometemos que sólo te contactaremos para temas relacionados con nuestro blog.