Partes de herramientas y máquinas

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

En la actualidad, existen gran multitud de tipos de máquinas y herramientas, unas más complejas que otras según sus características o funcionamiento. Además, cada una sirve para una cosa distinta o incluso una misma puede tener varias funciones. A su vez, existen máquinas que se complementan las unas a la otras o que realizan las mismas funciones y pueden ser sustitutivas la una de la otra. En cualquier caso, debido a la complejidad de las mismas, a veces es interesante conocer las partes de herramientas y máquinas con el fin de darle el mejor uso posible, e incluso poder realizar arreglos y reparaciones si fuera necesario y sin necesidad de acudir a un experto.

Hoy en día, podemos conocer las partes de cualquier herramienta o máquina, desde algo tan aparentemente sencillo como una memoria USB o una grapadora, hasta productos súper complejos, como un generador de corriente alterna o un microscopio electrónico. Cabe preguntarse para qué querría alguien conocer las partes de una herramienta o máquina y, aunque pueda parecer raro, mucha gente necesita disponer de esta información. Por ejemplo, un estudiante que necesite realizar un trabajo acerca de alguna máquina o herramienta. O, yendo más allá, un estudiante o profesional que necesite realizar una reparación o montar alguna herramienta o máquina, o incluso alguien que disfrute de fabricar y reparar cosas. O simplemente por curiosidad. 

Varias situaciones se nos vienen a la cabeza cuando pensamos en la necesidad de conocer las partes de una herramienta o maquinaria. Algunas de ellos son, por ejemplo, un niño que está jugando con un dron y que, por un despiste o por falta de conocimiento, estrella el objeto contra el suelo. Una de las piezas se ha estropeado, pero las demás están bien. Entonces, podemos averiguar cuál es la parte estropeada y comprar únicamente ese elemento, sin necesidad de mandar a reparar el dron completo y consiguiendo así ahorrar algo de dinero. 

Otro caso sería querer fabricar un robot en casa. El primer paso es conocer los elementos que lo componen para saber lo que necesitamos adquirir para fabricarlo y decidir así si realmente estamos dispuestos a hacerlo y empezar a buscar los materiales que hacen falta.

También, es útil para arreglar alguna otra cosa, como una bicicleta o una máquina de coser. 

Y, probablemente, se te hayan venido a la cabeza otras situaciones en las que, conocer las partes que componen un producto, puede servirnos de ayuda.

Para terminar, hemos querido destacar algunos ejemplos que nos han resultado curiosos, como es el caso de la aguja, pues esta consta de nueve partes: tope, cono, cabo, asta, canal corto, canal largo, ojo, punta y rebaje. Curioso, ¿verdad? Jamás se nos hubiera ocurrido pensar que una aguja tenía tantas partes y que, además, existen distintos tipos de ellas. Y, por último, nos hemos fijado también en las partes de un grifo, que tiene tres partes generales, pero que, según el tipo de grifo, hay algunas partes distintas entre unos y otros.

En conclusión, cada herramienta y máquina es distinta y compleja a su manera, y poseen distintas partes y características, algunas de ellas curiosas y otras sorprendentemente más sencillas de lo que parecen, o por el contrario, más complejas.

Redacción

Redacción

Nuestro equipo de redacción está compuesto por profesionales expertos en la materia.

Comentemos amistosamente

Apúntate a nuestra Newsletter

Te prometemos que sólo te contactaremos para temas relacionados con nuestro blog.