¿Qué tienes que considerar al comprar una sierra de cinta inalámbrica?

Son máquinas ideales para podar maderas blandas que se encuentren en alturas.
Estas sierras precisan de una cinta metálica con dientes, y cierta flexibilidad. Cuanto más gruesa sea la pieza a cortar, mayor número de dientes (TPI) se exige para serrar. Valen tanto para madera como para metal. Tiene gran longitud y entre 3 y 20 mm de ancho.

Profundidad del corte: es la capacidad que tiene la sierra para cortar material de un grosor determinado. Los modelos de sierras de cinta más básicos pueden cortar maderas de hasta 15 cm de grosor. Los modelos industriales y las sierras de cinta de pie pueden llegar a cortar en maderas de hasta 30 cm.
El peso de estas máquinas suele ser entre 2 y 5 kg
Velocidad de corte: para los modelos más básicos varía entre 200 m/min y los 1500 m/min.

El voltaje y la potencia determina la velocidad y cantidad de cortes de la sierra La mayoría de los modelos tienen baterías con un voltaje aproximado de 18V, pero hay modelos con 40 V y más.

Poseen una batería de litio que permite mucha libertad de movimiento. En caso de tener que utilizarla durante varias horas se recomienda tener una batería de cambio para reemplazar a la primera si se agota.
Las sierras inalámbricas suelen venir con una sola batería, aunque hay modelos que cuentan con 2 o 3 tipos de batería del mismo voltaje, generalmente de 18 V.
Es importante considerar el tiempo de carga de la batería, que suele ser entre 70 a 120 min. Y más aún, el tiempo de autonomía que en la mayoría de modelos suele ser de 2 a 4 horas seguidas.

La mesa donde se coloca el material de corte puede ser de chapa, hierro colado, acero o aluminio. A veces puede girarse a 45º.

Medidas de seguridad que debería incorporar tu sierra: un pedal de frenado, freno de cadena para prevenir accidentes, arranque e interrupción del giro de la cinta debe estar asegurado y ser automático.
Algunos modelos incluyen un aspirador de serrín para madera.

Extras importantes: Sistema de engrase automático de su cadena. Diseño ergonómico con buena empuñadura en caso de sierra manual.

Las sierras con motor a gasolina exigen más mantenimiento y tiempo. Estas máquinas permiten trabajos más duros, ideales para cortar maderas de todo tipo y grosor. Porque la gasolina otorga mayor potencia y resistencia al motor.