Para comprar una sierra de calar hay que tener en cuenta una serie de características que determinan su funcionalidad:

Potencia: Para uso de tipo “bricolaje” nos vale con una potencia entre 600 y 700W. Dentro de este margen hay una gran variedad de modelos.
Regulación del vaivén de la hoja, que favorece el corte dependiendo del material.
Profundidad de corte está determinado por el tipo de hoja que se use y material a cortar:
Las hojas de dientes grandes dan un corte alternado. Se usan para maderas y derivados, en tablas de hasta 60 mm.
Las hojas de dientes medianos permiten un corte más preciso y fino. Ideal para maderas, placas y materiales plásticos.
Las hojas de dientes finos dan un corte fino para contornear curvas cerradas en maderas. Las de dientes muy finos son para cortar material blando no ferroso. Las hojas de dientes extra finos valen para cortar metal.

Extracción de Polvo: Algunas tienen encima de la hoja un conducto que tira un chorro de aire y sopla los desperdicios de la zona de corte.
Las máquinas de tipo industrial vienen con un sistema de aspiración.
Mientras que en las máquinas del tipo “bricolaje” incluye un soporte para colocar el caño de la aspiradora. Otros modelos más sencillos tienen un diseño que incorpora un adaptador para aspirar el polvo.

Selección de Velocidad: La velocidad de una sierra caladora está determinada por la cantidad de oscilaciones que da por minuto. No todas las máquinas se regulan:
Hay modelos que no tienen regulador de velocidad y se utilizan con la velocidad máxima, para para cortar madera.
Cuando la máquina incorpora regulador de velocidad, ésta puede ir de 0 a 3000 oscilaciones por minuto, dependiendo del modelo, tipo y marca.
Para el corte de plásticos y metales blandos se utiliza la velocidad media. Y la velocidad mínima es ideal para el corte de cerámicos o azulejos.

Para lograr una mejor ejecución de corte, los modelos pueden integrar una estabilidad de marcha elevada y una elevación pendular que podría tener 4 niveles.
Se recomienda dejar descansar la máquina entre períodos de corte para no recalentar el motor, incluso trabajando en baja velocidad.
El Bloqueo del Gatillo suele estar en la empuñadura del pulsador y nos permite trabajar por períodos prolongados sin tener que presionar el botón en todo momento.
La guía Láser es de gran ayuda al hacer el corte, porque está alineada a la hoja de corte y funciona con un simple interruptor que marca la línea. Actualmente podemos encontrarla en varios modelos.