Si estás pensando en comprar un proyector, aquí te comentaremos sus funcionalidades, ventajas y desventajas, para que puedas hacer la mejor elección:
Proyector, también conocido como Cañón Proyector, es una máquina que te permite reproducir una imagen estática o en movimiento, sobre una pantalla de proyección.

Hay tres factores que determinan la calidad en los proyectores:
Por un lado, está su resolución. Cuanto menor sea la resolución, la imagen se verá con peor calidad. Por eso, puedes encontrar diferentes resoluciones, por ejemplo, Full HD 1080p – 1280×800 – 1920×1200 .
Por el otro, está el balance de contraste que nos permite disfrutar de los detalles y colores de una manera más clara, viva y con gran profundidad.
La potencia determina el poder del foco que dispone el proyector. Se refiere a la cantidad de brillo y luz que puede emitir, determinado por la cantidad de lúmenes que tenga la máquina. Cuanto más lúmenes, mayor es la potencia que tendrá el foco para reproducir la imagen y los detalles se verán mejor. Generalmente, suele ser a partir de 1000 de potencia y están entre los 2800 Im y 3500 Im.

En el mercado podrás encontrar varias tecnologías. Te explicamos lo que te ofrecen:
La tecnología LCD: Podrás disfrutar de imágenes con vivos colores, mayor saturación. Y una potencia de foco respetable en relación a su precio.
Lamentablemente esta máquina exige mayor mantenimiento, su foco dura menos tiempo y la imagen de menor calidad puede pixelarse.
La tecnología LED: es la más elegida para uso doméstico, más que nada por su precio asequible. Tiene un buen rendimiento, consume poca energía. La resolución es buena y su foco dura más tiempo que en el caso LCD.
Pero, en este caso baja mucho el nivel de lúmenes en el aparato. Y el foco tiene menos potencia.
La tecnología DLP: son máquinas que se utilizan mucho en oficinas y enseñanza.
Permite imágenes de muy buena calidad, con vivos colores, excelente contraste y alta resolución. Exigen menos mantenimiento y su vida útil es mayor.
Las desventajas tienen que ver con la menor luminosidad que emiten y el precio es claramente mayor.
La tecnología 3D permite reproducir películas y contenido en 3D y normales. Eso sí, el original de la película debe estar en 3D y te sorprenderá la calidad y el efecto que tiene cuando la veas con tus gafas 3D o lentes polarizados. La desventaja más evidente es que son equipos caros.

Con la compra de este equipo necesitarás también ciertos accesorios, como ser: trípode y soportes, cable y mando.