Para comprar una máquina barredora tienes que tener en cuenta algunas características:
La función principal de las barredoras es eliminar todo tipo de suciedad de las calles, alfombras y moquetas. Lo recogen todo en un contenedor especial, pero no levanta ni dispersa el polvo al hacerlo, ya que tiene filtros especiales que lo retienen.
Por eso, hay que observar la capacidad y potencia que tienen para recoger material grande como residuos metálicos, piedras, maderas, ladrillos, hojas, y el polvo más fino de las industrias y fábricas.
La barredora está compuesta por uno o más cepillos laterales que transportan la suciedad pesada y el polvo fino hacia el cepillo central. Lo recogen todo y lo cargan en el contenedor de residuos.
Un ventilador que succiona el polvo levantado por los cepillos hacia el contenedor, haciéndolo pasar a través de los filtros donde queda atrapado.

Según el tamaño de la superficie que se va a limpiar hay distintos tipos de barredoras:
Barredora con conductor a pie: con una capacidad de limpieza de hasta 4000m2.
Barredora con conductor a bordo: con una capacidad de limpieza de hasta 20000 m2. Son barredoras de alta rentabilidad, limpias y eficaces.
Las Barredoras Viales tienen potentes motores de succión y sus cepillos de arrastre. Son máquinas de bajo consumo y mantenimiento mínimo y económico. La mayor venta de una barredora vial es la velocidad a la que realiza su trabajo. Tienen cepillos laterales y cepillo central, asegurando una óptima limpieza uniforme en todo el ancho del cepillo.

Dos modelos serían:
Barredora vial (hasta 1M3 de contenedor): con una capacidad de limpieza de hasta 23000 m2.
Barredora vial (más de 1 M3 de contenedor): con una capacidad de limpieza de hasta 70000 m2.

Otra característica a tener en cuenta es la alimentación del motor:
Las barredoras para uso exterior pueden ser con motor de combustión diésel, gasolina o GLP. Este tipo de combustible aumenta la velocidad de limpieza.
Mientras que las barredoras de interior son eléctricas o con baterías.