Para comprar una grapadora inalámbrica es mejor acudir a una ferretería industrial especializada en suministros de herramientas, que te garantice un mínimo de calidad.

La grapadora de Batería te dará la ventaja de poder usarla en cualquier parte sin perder potencia.
En el caso de las clavadoras eléctricas con batería, es importante que la batería te ofrezca una buena autonomía. Es más, si la vas a usar bastante, puede que te interese comprar una batería de repuesto.

Todos los modelos no admiten el mismo tipo de grapas. Cerciórate antes de comprar si el modelo se adapta al tipo de grapas que tu necesitas usar. Una excelente opción puede ser comprar un modelo 2×1 que te dará una máquina más completa. En este caso, no solo podrás usar grapas, sino que también podrás usar clavos.

Es importante que que el depósito de grapas sea lo más grande posible, lo que te dará una mayor autonomía entre carga y carga.

Las medidas de seguridad son fundamentales. Observa que el modelo que elijas disponga de un sistema de bloqueo cuando no la estés usando.
También es muy importante que la empuñadura sea ergonómica. No olvides que tu mano debe resistir impactos de golpes. Observa que sea empuñadura suave y antideslizante, para prevenir que se escape de las manos cuando estás grapando.

Las grapadoras de batería suelen tener las siguientes características:
Incluyen la batería, el cargador y el maletín incluídos
La batería es de litio recargable. Entre 3.6 y 12V y 1500 mAh
Los impactos por minuto son entre 20 y 30 ipm
Admiten grapas de entre 4 – 14 mm y, a veces vienen incluídas con la grapadora
Algún modelo no es apto para clavos, mientras que otras sí, entre 12 y 15 mm
El peso de la grapadora está entre 0,700grs y 1,5kg
Algunos modelos no tienen ajuste de la fuerza de impacto. Este sistema te ayuda a controlar la potencia rápidamente según donde quieras poner las grapas.
Suelen tener empuñadura antivibraciones