En el mercado puedes encontrar muchos accesorios para taladros. Aquí te indicamos los más importantes para tu trabajo:

Las brocas son los accesorios para taladros indispensables. Las necesitarás para taladrar y perforar diferentes materiales. La variedad es muy grande: para madera, para metal, para hormigón, para materiales delicados…
Los cinceles son los que necesitas para picar o demoler paredes. Se suelen utilizar con martillos eléctricos o demoledores.
El mandril o portabrocas es el accesorio que acopla el taladro a las brocas, es una prensa. Es fundamental tener el mandril compatible con la broca que vamos a utilizar. Normalmente, su capacidad ronda desde los 4mm hasta los 30mm y los encontrarás en taladros tanto de uso profesional como los de uso doméstico para trabajos de bricolaje básico.
La ruedas abrasivas se utilizan cuando queremos pulir o lijar. Hay modelos para todos los materiales, pero las más usadas son las de madera o metal
Los discos de corte te permiten dar la función de sierra a tu taladro. Podrás cortar cualquier material con excelente precisión.
Los escariadores son los accesorios que vamos a necesitar cuando queramos ensanchar, redondear o limpiar virutas en materiales metálicos.
Los cabezales angulares se pueden utilizar en taladros o como accesorio de atornilladores. Son ideales para perforar o atornillar en complicados de difícil acceso.
Las mezcladoras sumarán otra función a tu taladro. Podrás mezclar cualquier producto líquido, como pintura.
Los cepillos se acoplan al taladro y te permiten pulir o lijar diferentes materiales.
El afilador de brocas es un accesorio indispensable, porque alarga la vida de las brocas, son capaces de renovar su punta.
Fresas: son como brocas que dan diferentes acabados a los materiales gracias a sus filos y formas. Son ideal para ensanchar o dar forma a agujeros en madera y plásticos.
Empuñadura: Permite sujetar el taladro con ambas manos, aumentando la precisión mientras taladras.
La guía angular permite realizar agujeros en ángulo, con precisión, sobre materiales muy grandes que no puedas fijar sobre el banco de trabajo.