Analizando herramientas de laboratorio: La propipeta.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
pipeta

La propipeta es un instrumento de laboratorio muy utilizado y fundamental en cualquier experimento. Precisamente por eso, le hemos dedicado un artículo a esta herramienta. Como siempre para analizar las distintas herramientas de laboratorio, responderemos a varias preguntas, en este caso sobre la propipeta.

¿QUÉ ES?

La propipeta es un instrumento de laboratorio que se utiliza para transferir líquidos de un recipiente a otro, evitando succionar aquellos que poseen unas propiedades específicas, como que sean tóxicos, infecciosos, nocivos, etc. También, se le denomina bulbo de succión. Principalmente, su función es la de garantizar las seguridad de los individuos que van a manipular dichas sustancias dañinas, para evitar problemas de salud.

CARACTERÍSTICAS.

  • Es un instrumento de seguridad.
  • Se fabrica con materiales altamente resistentes, tanto a las temperaturas como a cualquier tipo de sustancia.
  • Tienen un tamaño estándar, aunque existen distintos tipos de propipetas: en forma de bulbo, en forma de lapicero, propipeta mecánica y propipeta automática.
  • Solo funcionan cuando se colocan encima de la pipeta.
  • Su diámetro mide entre 3 y 11 mm de diámetro.

¿PARA QUÉ SE USA?

Se utiliza en los laboratorios de química, biología, medicina, en los centros educativos (en este caso no se trabaja con sustancias tóxicas), etc. 

Normalmente, en los laboratorios de investigación, se utilizan para trabajar con sustancias nocivas, radiactivas, infecciosas y demás, para asegurar la sección segura de dichos elementos. 

No solo eso, su utilización se ha ampliado hasta llegar a la industria. Por ejemplo, se utiliza mucho en la elaboración de productos cosméticos o alimenticios. 

En definitiva, se emplea tanto en la investigación científica, como en la formación práctica de alumnos de química, medicina, y demás ramas relacionada, y en la industria. 

¿CÓMO SE UTILIZA LA PROPIPETA?

  1. Hay que colocar la propipeta sobre la pipeta, en la parte que queremos succionar.
  2. Sacamos el aire presionando la válvula “A”. 
  3. Para subir el líquido que queremos presionar, pulsando la válvula “S”.
  4. Para eliminar el líquidos le damos a la válvula “E”.
  5. Si queda alguna gota hay que presionar en la zona que está entre las válvulas “S” y “E”. 

TIPOS DE PROPIPETAS.

  • En forma de bulbo. Es la más básica y sencilla de utilizar.
  • En forma de lapicero. Es más fina que la anterior, como su nombre indica, tiene forma de lápiz. Son de diferentes colores, lo que permite llevar la medición de las sustancias de manera más exacta.
  • Propipeta mecánica. Depende de la persona que se encargue de realizar el proceso.
  • Propipeta automática. Cuenta con un sistema automatizado.

Como has podido ver, la propipeta es un instrumento muy utilizado en los laboratorios, siendo su función principal la de garantizar las seguridad de las personas que deben trabajar con flujos peligrosos, pero también tiene otros usos, como es el uso industrial. Existen diferentes tipos y cada empresa y laboratorio trabaja con el que mejor le conviene según lo que desea conseguir y el presupuesto del que dispone. Sin embargo, es complementario a la pipeta: sin este instrumento, la propipeta no funciona.

Redacción

Redacción

Nuestro equipo de redacción está compuesto por profesionales expertos en la materia.

Comentemos amistosamente

Apúntate a nuestra Newsletter

Te prometemos que sólo te contactaremos para temas relacionados con nuestro blog.